Donald Trump señala a Haití y El Salvador como países de mierda

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, es conocido por su política racista y sus comentarios poco afortunados, pues está combinación de elementos se habría logrado una vez más después de calificar a países como El Salvador y Haití como países de mierda.

El mandatario habría hecho estas acusaciones cuando le fue presentado un proyecto de ley migratorio para otorgar visados a algunos de los ciudadanos de países que han sido retirados recientemente del programa de Estatus de Protección Temporal (TPS), donde se incluye El Salvador, Haití, Nicaragua y Sudán.

“¿Para qué queremos gente de Haití aquí?… ¿Por qué queremos gente de todos estos países de mierda aquí? Deberíamos tener más gente de lugares como Noruega”, dijo el presidente de acuerdo con gente que estuvo en el encuentro.

Portavoces de la Casa Blanca no negaron que Trump haya dicho esas declaraciones, y en lugar de disculparse se mostraron convencidos de que ese mensaje sería bueno para llegar a su base electoral.

Por su parte, Donald Trump culpó a los demócratas de inventar que el haya dicho esas declaraciones y rechazó que haya dicho nada despectivo salvo que es un país muy pobre.

“Nunca dije nada despectivo de los haitianos más allá de que Haití es, obviamente, un país muy pobre y con problemas. Nunca dije ‘Sáquenlos de aquí’. Inventando por los demócratas”

“Tengo una maravillosa relación con los haitianos. Probablemente debería grabar futuras reuniones, desafortunadamente no hay confianza”, declaró el mandatario en su plataforma favorita, Twitter.

De acuerdo con información de Los Ángeles Times, The Washington Post y del demócrata Dick Durbin, presente en el encuentro; el presidente exclamó que para qué quieren a toda la gente de África en Estados Unidos y otros insultos, lo que de inmediato desató una ola de indignación y acusaciones de racismo en su contra.

Dreamers y su situación ante el programa DACA

Una nueva gran polémica se ha desatado en los Estados Unidos a causa del gobierno de Donald Trump. Una que afectaría a miles de adolescentes documentados y de su posibilidad de vivir en ese país.

Se trata de la desactivación del programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés), el cual fue creado en 2012 y que ha beneficiado a 750 mil niños y jóvenes indocumentados.

A partir de este, los niños llegados a Estados Unidos como indocumentados y que cumplen con una serie de criterios, pueden solicitar un amparo de dos años para evitar la deportación.

Esto aplica a jóvenes indocumentados llegados a EEUU antes de los 16 años y con un máximo de 31 años y un mínimo de 15 de edad, una generación a la que se le conoce como Dreamers.

Se estima que en Estados Unidos hay 11 millones de indocumentados, de ellos, 2.1 millones llegaron siendo niños. Alrededor de 1.9 millones de jóvenes indocumentados cumplen con las condiciones para acoplarse al programa, pero solo 788 mil están registrados.

Bajo el programa DACA, los jóvenes pueden recibir permiso de trabajo temporal, número de seguridad social, identificación del estado, seguro médico y otros derechos.

La mayoría de los dreamers no aplican al programa por situaciones como la actual, por miedo a que las políticas cambien y puedan ser reportados al contar con su información.

Al respecto de si mantener o no el programa, Donald Trump dijo que tomará una decisión en este fin de semana, la cual será informada el próximo martes, solo declarando sobre el tema en su particular estilo:

“Amamos a los dreamers. Amamos a todo el mundo. Creemos que los dreamers son fantásticos”.

Estados Unidos enfrenta uno de los huracanes más destructivos en su historia

El huracán Harvey dejó grandes destrozos en el estado de Texas en su paso por Estados Unidos, convirtiéndose en uno de los más graves que se recuerden en el país americano, con daños que hicieron recordar a otros como el huracán Katrina o Sandy.

Harvey tocó tierra el pasado viernes como huracán categoría 4, manteniéndose en la región y provocando lluvias y aguaceros que provocaron inundaciones devastadoras en zonas como Houston y Louisiana este fin de semana.

En el área de Houston, fueron reportadas al menos cinco personas fallecidas, además de que varios de los habitantes tuvieron que subir a los tejados de sus viviendas para resguardarse, lo que provocó una intensa movilización de parte de helicópteros y lanchas para tratar de auxiliar a las personas.

De acuerdo al Sistema Meteorológico Nacional, el nivel de agua en Texas podría llegar a la cifra récord de 50 pulgadas de altura, mientras en Houston alcance hasta las 40 pulgadas.

Greg Abbott, gobernador de Texas, comentó su preocupación debido a que la reconstrucción de los daños pueda costar hasta miles de millones de dólares, al tiempo de anunciar el despliegue de 3 mil oficiales de la guardia nacional y estatal.

La tormenta habría afectado a un cuarto de la población de Texas, es decir a unos 6.8 millones de personas de los 18 condados.

Desde la Casa Blanca, se anunció que Donald Trump visitará Texas el próximo martes, después de cometer el error de desear “suerte” a las personas del estado. Posterior a su error, en teleconferencia ofreció el apoyo federal en las labores de gestión y recuperación del desastre a las autoridades locales.

De igual forma, Trump declaró la alerta de emergencia en Louisiana, zona que también se está viendo afectada por el paso de Harvey. Con esta declaración, el gobierno federal puede aportar fondos y coordinar las ayudas a través de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA).

“Esta acción ayudará para aliviar la adversidad y el sufrimiento que esta emergencia ha causado a la población local… Específicamente, se autoriza a la FEMA a identificar, movilizar y proporcionar a su discreción el equipo y los recursos necesarios para aliviar los impactos de le emergencia”, explicó la oficina del presidente.

Trump pidió a Peña Nieto dejar de decir que no pagaría el muro

En la primera conversación telefónica entre Donald Trump y Enrique Peña Nieto, presidente de México, el mandatario estadounidense habría pedido a su homólogo mexicano cambiar su discurso sobre el tema del muro fronterizo.

De acuerdo a la transcripción de la conversación obtenida por The Washington Post, Trump insistió a Peña Nieto que en lugar de decir que no pagarán por el muro dijera lo solucionaremos, además de admitir de que los recursos para pagar por la obra deben de venir de otras fuentes.

“No puedes decir eso (que México no va a pagar el muro) a la prensa. La prensa va a ir con eso y no puedo vivir con ello… Si vas a seguir diciendo que México no va a a pagar el muro, entonces no quiero reunirme con ustedes porque no puedo aceptarlo”, dijo Trump en la conversación suscitada el pasado 31 de enero.

Esta llamada telefónica se realizó un día después de que Enrique Peña Nieto decidiera cancelar su viaje a Washington para una reunión con Trump, en un momento de alta tensión sobre el muro fronterizo.

En esta llamada, los dos mantarios quedaron de acuerdo en no tocar más el tema del muro, además el presidente estadounidense habría aceptado de buena forma el discurso del presidente mexicano, quien le aseguró que solo desea trabajar por el bien de las naciones.

“Quiero que seas tan popular que tu gente pida una enmienda constitucional en México para que puedas concursar por otros seis años”, habría dicho Trump a Peña.

En primera instancia, la Secretaría de Relaciones de México habría dicho que en la conversación telefónica se reconocieron las claras y muy públicas diferencias entre ambas posturas.

Comey acusa de difamación al gobierno de Donald Trump

La tensión se sigue incrementando en Estados Unidos y alrededor del presidente Donald Trump, después de que este día James Comey declara frente al Senado sobre su despido del FBI.

Comey afirmó en la audiencia que el gobierno de Trump lanzó algunas mentiras sobre su manejo del FBI y el de sus agentes, por lo que acusó al magnate de difamación contra su persona y contra el organismo de investigación.

“El gobierno eligió difamarme y lo que es más importante, el FBI… Él (Donald Trump) me había dicho repetidamente que yo estaba haciendo un gran trabajo y que esperaba que me quedara. Así que me confundió cuando vi en televisión que el presidente dijo que en realidad me despidió por la investigación sobre Rusia”, indicó Comey.

El exdirector del FBI fue despedido de su cargo el pasado 9 de mayo, cuando se encontraba en medio de la investigación sobre la relación de Rusia en la campaña de Donald Trump para la presidencia.

En varios momentos, Comey dio detalles de la actitud cambiante de Trump sobre las declaraciones a su despacho y a la prensa, por lo que decidió documentar cada reunión que sostenía con él, mediante un registro escrito.

“Me preocupaba honestamente que pudiera mentir acerca de la naturaleza de nuestra reunión, así que pensé que era realmente importante documentarlo. Sabía que podría llegar un día en que podría necesitar un registro de lo que pasó”, explicó Comey.

En relación a esto, James Comey lanzó una declaración escrita de siete páginas previo a su audiencia con el Senado, donde explicó la relación clientelar que intentó sostener el presidente con él, además de que Donald Trump lo presionaba para que le declarara su lealtad y que alejará la investigación sobre Rusia de la Casa Blanca.

En la audiencia de Comey, solo ese último punto quedó a la expectativa, ya que se esperaba que hablara sobre una reunión en la Casa Oval donde Trump le habría pedido no investigará a su ex asesor de seguridad Michael Flynn, en lo que sería un acto de obstrucción de la justicia.

Trump y el misterio del “covfefe”

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, tiene un gran confidente, un lugar para expresar todas sus ideas: Twitter, ese espacio donde cada uno de sus comentarios han llegado a la viralidad y ahora no es la excepción, después de que lanzará un misterioso tuit que el mundo sigue tratando de descifrar.

“A pesar de la constante prensa negativa covfefe”

El mensaje fue publicado en la noche de este martes 30 de mayo, convirtiéndose en tendencia rápidamente por esa palabra final “covfefe”, llegando el mensaje a ser retuitado más de 700 mil veces en apenas dos horas, además de provocar chistes, bromas, memes de manera instántanea.

https://twitter.com/La_Mam_i/status/869894417267564544

Las conspiraciones tampoco faltaron y muchos explicaron que Donald Trump se había quedado dormido y que no había terminado de escribirlo, por ello no lo había corregido, otros pensaban que se trató de un error de escritura al tratar de redactar la palabra “coverage”

El intrepido señor presidente estadounidense mejor optó por hacer broma de los hechos y tras borrar el tuit original, preguntó a la gente a que adivinara el significado de la palabra.

Por lo mientras, en internet fue posible encontrar a la venta desde gorras y playeras con la palabra covfefe.

https://twitter.com/_Dani_WTF_/status/869870122625794049

Donald Trump y sus incómodos momentos en su visita a Europa

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, se encuentra en una gira por Europa, en donde ha cada momento y evento al que asiste parece dejarnos un momento para la polémica, ya sea por un apretón de manos mal dado o por el rechazo de una figura religiosa, siempre da de que hablar.

La situación comenzó este martes 24 de mayo, cuando Trump fue a visitar al Papa Francisco en el Vaticano, donde el Pontífice lo recibió con mucha frialdad, haciendo notar con su rostro y expresiones lo incómodo que se encontraba.

El ambiente era de cierta tensión, ambos tienen ideologías distintas y el Papa decidió hablar en español, excusandose por su mal manejo del inglés, lo que hizo su encuentro corto al solo durar 27 minutos, teniendo un reunión privada en la biblioteca del Vaticano.

Al final de la reunión, se llevó a cabo la sesión de fotos, en donde la transparencia del Papa Francisco dejo ver en su rostro la molestia del encuentro, lo que ha dado paso a comentarios sobre la actitud del Pontífice con otros mandatarios y obviamente, a truquear la foto para hacerla parecer como anuncio de película de terror.

This slideshow requires JavaScript.

Continuando con sus actividades de este día, Donald Trump se reunió con el presidente electo de Francia, Emmanuel Macron, con quien tuvo un raro apretón de manos, tan extendido que los nudillos del norteamericano comenzaron a empalidecerse.

Como parte de la reunión de la cumbre de la OTAN en Bruselas, Trump y Macron tras finalizar su plática, reflejaban mucha tensión en sus rostros, algo que se reflejó en su apretón de manos, mientras Trump intentaba ponerle fin, Macron no lo soltó.

La reunión de la OTAN también nos ha dejado otra gran imagen, esto cuando los ministros salían de la reunión, Donald Trump se encontraba en la parte final de la comitiva y decidió sacar su instito competito y comenzó a abrirse paso entre los mandatarios para quedar primero en la final, de forma que empujó a Dusko Markovic, primer ministro de Montenegro, para lograr su objetivo.