Agua de Puebla niega violar derechos humanos

Agua de Puebla para Todos, concesionaria de agua potable en el estado, rechazó que viole los derechos humanos como resultado de la privatización del servicio y negó un estudio que habría sido publicado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

La concesionaria señaló que el estudio retomado por varios medios de comunicación no fue realizado por la CNDH, sino por un grupo de académicos de la UNAM y que solo fue publicado por el portal electrónico de la Comisión.

“En el caso que nos ocupa, en el apartado ‘Pronunciamientos, estudios e informes especiales’ del portal electrónico de la CNDH, se publica en marzo de 2018, un estudio realizado por académicos de la UNAM, cuya temática se refiere a la protección de ríos, lagos y acuíferos de todos México, que es el que los medios informativos usan como fuente de estudio que de ninguna manera tiene como objetivo valorar la actuación de Agua de Puebla en relación a los derechos humanos”, explicó Agua de Puebla.

Añadieron que el proceso para determinar violaciones a los derechos humanos se inicia con una denuncia y concluye con una resolución que puede requerir una investigación, aunque dicho proceso legal no ha sucedido.

“La información que los medios atribuyen a la Comisión Nacional de Derechos Humanos en relación con Agua de Puebla, no se refiere a un procedimiento para determinar violaciones específicas a derechos humanos en términos de ley, por lo que resulta difamatoria”, indicó.

En el estudio Protección de ríos, lagos y acuíferos desde la perspectiva de los derechos humanos, Agua de Puebla es la empresa concesionaria del país peor evaluada al tener la mayor cantidad de anomalías con nueve. Entre ellas, la represión mediática, el incremento de tarifas, nuevos conceptos de cobro, instalación forzada de medidores, mala distribución del agua, falta de claridad en el costo del servicio, entre otras.

Reforzarán seguridad de defensores de derechos humanos y periodistas en Veracruz

Kira Olivares Torres, visitadora de la Comisión Estatal de Derechos humanos, señaló que se tomarán medidas de prevención para el refuerzo de la seguridad de los titulares de la Comisión de Derechos Humanos en Veracruz.

Esto se da después del asesinato de Silvestre de la Toba, presidente de esta comisión en Baja California Sur. Explicó que, aunque no se ha presentado ninguna situación  de riesgo para los colaboradores de la CEDH, pero no por ello se dejarán de tomar medidas de prevención.

Por otra parte, David Kaye, relator especial de la ONU y Edison Lanza, relator especial sobre la liberta de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, realizarán una visita en conjunto a México del 27 de noviembre al 4 de diciembre.

Esta visita tendrá por objetivo evaluar la situación del ejercicio del derecho a la libertad de expresión en el país, teniendo como cuestión de máxima prioridad la seguridad de los periodistas.

“Esta visita nos brinda una oportunidad única para entender qué cambios en el marco institucional, legal y de políticas públicas podrían remediar esta situación. También, nos permite evaluar si las recomendaciones hechas por nuestros predecesores en 2010 se han implementado”, explicaron en un comunicado.

Su visita se da por invitación del gobierno mexicano, además de que sostendrán reuniones con autoridades legislativas, ejecutivas y judiciales a nivel federal y estatal. Cabe señalar que los relatores especiales son el mayor órgano de expertos independientes en el sistema de la ONU para los Derechos Humanos.