15 de 30 aspirantes a candidatos independientes logran firmas en Puebla

Una vez concluido el plazo para recolectar firmas, solo 15 de los 30 aspirantes a candidatos independientes en Puebla lograron reunir las firmas requeridas para solicitar su registro ante el Instituto Electoral del Estado.

Solo aspirantes a presidencias municipales lograron recolectar el apoyo necesario, quedando fuera aquellos que intentaron por una diputación federal, así como los tres que buscaron la gubernatura.

Este fue el caso de estos últimos, Enrique Cárdenas Sánchez fue el aspirante con mayor número de apoyos al alcanzar 11,408 firmas de apoyo, poco más del 10 por ciento de las 132,552 que necesitaba.

En los otros casos, Israel de Jesús Ramos tuvo 992 firmas en total, mientras José Trinidad Alducin solo consiguió 311 apoyos.

Al obtener poco más del diez por ciento de los apoyos, Cárdenas Sánchez buscará aparecer en la boleta por la vía jurídica, ya que buscará recurrir a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para denunciar los diferentes candados que deben enfrentar los aspirantes a candidatura independiente.

En cuanto a los candidatos a diputación, Pedro Gregorio Corona Ávila fue quien mayor cantidad de firma consiguió con 1,690 firmas, seguido de Jorge Eduardo Covián Carrizales con 1,327 apoyos; en otros casos, Armando Pliego Ishikawa obtuvo 504 apoyos, Juan Manuel Vega Suck 728, Sarai Ramírez Alonso 331 y Filemón Edgar Carbajal 375 apoyos. Ninguno logró lo necesario para aparecer en la boleta.

Respecto a los independientes que si aparecerán las boletas por el puesto de alcalde se trata de:

Uvillaldo Flores – Chalchicomula

Omar Alberto Muñoz Alfaro – Cuautlancingo

Silvia Guerrero Molina – Cuetzalán

Javier Meneses – Domingo Arenas

Minerva Schiavón Núñez – Huaquechula

Cuauhtémoc Gómez Manzanarez – Huauchinango

Maximiliano Lara Castro – Huejotzingo

Rosario González – Izúcar de Matamoros

Jorge Luis León Flores – Libres

Ángel Morales Ugalde – Palmar de Bravo

Jaime Gutiérrez Luna – Tecamachalco

Óscar Sánchez Cano – Teziutlán

Tayde Martínez Castillo – Tlaltenango

Mario Tello – San Pedro Cholula

Florencio Galicia Fernández – Yehualtepec

Puebla no tendrá candidatos independientes para diputados federales

Puebla no tendrá candidatos independientes a diputados federales en las próximas elecciones debido a que ninguno de los aspirantes consiguió el dos por ciento del apoyo de la lista nominal para aparecer en las boletas.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional Electoral (INE), el joven Abayubá Duché fue quien más cerca estuvo de conseguir los apoyos necesarios, al obtener el 85 por ciento de las firmas necesarias.

En otros casos, Demetrio Zamora Serrano, aspirante por el distrito 11, recabó 37 de las firmas; por su parte, Alejandro Zamora del distrito 13 solo obtuvo el seis por ciento de los apoyos, mientras Filiberto Méndez, aspirante por el distrito 5 solo tuvo el 8 por ciento.

Este lunes 11 de diciembre era la fecha límite para que los aspirantes pudieran presentar las firmas como aspirantes independientes para la diputación federal, apoyos que tenían que ser registrados bajo la aplicación diseñada por el Instituto Nacional Electoral (INE), la cual ha registrado varias fallas y ha sido muy criticada por aspirantes en todo el país.

Una vez concluido el proceso para la diputación federal, ahora comienza para los cargos a nivel local. El Consejo General de Instituto Electoral del Estado (IEE), dio a conocer que los aspirantes por la vía independientes tienen hasta el 26 de diciembre para presentar su carta de intención.

Cumplido este paso, los aspirantes tendrán del 8 de enero al 6 de febrero de 2018 para recabar el 2 por ciento de las firmas del listado nominal a través de la app del INE.

El porcentaje de firmas por conseguir se eleva al 3 por ciento en el caso a la candidatura a gobernador del estado, por lo que el aspirante necesita alrededor de 132 mil firmas para lograr la candidatura.

Rudos vs Técnicos y uno que otro “Independiente”

¡Ha comenzado! A escasos meses de una nueva contienda electoral en México, parece ser que las fuerzas de mayor peso en nuestro país se han puesto de acuerdo. El objetivo común: destruirse los unos a otros a través de acusaciones sin fundamento. Mas preocupa que ninguno convence.

Mientras unos argumentan que pueden solucionar la actual crisis de nuestro país con una barita mágica, otros lloran y culpan al acérrimo rival de haber “hackeado” su cuenta de twitter y finalmente los últimos apuestan por más tecnocracia que democracia. Sin duda estas fuerzas ya no convencen al electorado mexicano. Por primera vez en la historia de nuestro país, podremos votar por un candidato a la presidencia sin partido, lo que me lleva a la siguiente pregunta ¿Los candidatos “independientes” realmente lo son o son una mera vacilada, una perdida de tiempo y de recursos públicos?

Considero que el problema radica en la figura del candidato independiente, al menos en México. Seamos realistas, si bien el mexicano desconfía de los partidos políticos, es aún más desconfiado de un representante popular que no cuente con el respaldo de un partido político, somos sumamente institucionalcitas, como la historia reciente de nuestro país así lo denota.

No obstante lo anterior, 2018 marcará un nuevo parteaguas, un cambio de paradigma, para este tipo de candidaturas. A la fecha las Marichuys, Margaritas, Broncos y Ferriz tendrán la ardua tarea de demostrar lo contrario, parece titánica, pero si de algo podemos estar seguros es que la política mexicana no dejará de sorprendernos.

Por nuestra parte queda esperar a las propuestas y uno que otro disparate, no olvidando escuchar, analizar y criticar a todos y cada uno de los candidatos, porque por extraño que parezca es importante conocerlos a todos para tener una opinión critica y madura a la hora de hacer valido el sufragio. ¿Qué quién ganará? No lo sé, por mi parte me gustaría un perfil con experiencia y con amplios conocimientos económicos. ¿Y a ti?

Termino con un frase del célebre escritor peruano Mario Vargas Llosa, como un mensaje subliminal a medida de insinuación, en especial para todos los que somos jóvenes y que como demostramos el pasado 19 de septiembre en un evento que afecto a todos y cada uno sin importar preferencias políticas, TENEMOS EN NUESTRAS MANOS EL FUTURO DEL PAÍS.

“Un mundo de monos si la literatura no sobrevive a las redes sociales”.

Escrito por: @yosoyalemarin

Candidatos independientes y el aumento de la participación ciudadana

 GIF
En México, los procesos políticos han cambiado en los últimos años, la apertura de la ciudadania por la política, así como la mayor información y critica hacia quienes la ejercen, han creado un cambio profundo en las formas.

Esto se puede reflejar de forma profunda en la elección de candidatos, donde cada vez son mayores las opciones ante la posibilidad de los candidatos independientes y el descontento de la sociedad en general a los partidos políticos.

Los candidatos independientes han tomado relevancia por dos factores, ser una opción fuera del sistema y por la posibilidad de darle la oportunidad a la gente de que su opinión cuente y sea escuchada de mejor forma.

Los partidos políticos afrontan entonces una nueva condicionante para mantenerse en el poder o seguir siendo la opción predilecta de los votantes, debido a esto, la participación ciudadana se ha vuelto tan importante.

Mientras mayor participación y contacto tenga la ciudadanía con el candidato, mayores serán sus posibilidades de ganar, un concepto conocido y simple, pero que en nuestra actualidad a tomado una relevancia mayor.

Recordar procesos como los de Javier Rodríguez Calderón y el de otros candidatos independientes que han obtenido la victoria, es encontrarnos con personajes capaces de conectar con la gente, capaces de saber las necesidades de las personas y de aparecer como una nueva opción ante la ya degastada política mexicana.

Los partidos políticos se encuentran en un proceso de cambio, el próximo año 2018 de elecciones resultará uno que podrá marcar diferencia, uno donde los procesos podrán cambiar y los candidatos tendrán que encontrar nuevas formas de encausar la participación ciudadana.