Luis Donaldo Colosio, a 24 años de la muerte del mítico candidato

Luis Donaldo Colosio Murrieta fue uno de los personajes más controvertidos de la política en México, su estilo e ideales lo forjaron como un candidato único, uno que dejó una estela de duda sobre cuál hubiera sido el destino del país sino hubiera fallecido.

Era el año de 1994, uno de elecciones federales en México y en donde el Partido Revolucionario Institucional (PRI) impulsaba como candidato a Luis Donaldo Colosio, hombre cuyos ideales de justicia social y combate a la pobreza no parecían ir con el partido del régimen que representaba.

En el ámbito social, el país se encontraba convulso, tenso, debido al levantamiento del Ejército Zapatista, viviendo diversos cambios en la economía, que posteriormente darían paso a una de las peores crisis del país, y soñando con un futuro mejor con la llegada del Tratado de Libre Comercio.

Su último evento público se daría el 23 de marzo de 1994, cuando acudió a Lomas Taurinas, región del estadio de Baja California. Tras un mitin, Colosio se abría paso entre los asistentes, al son del éxito de la Banda Machos “Ay la Culebra“. Las imágenes de televisión dan cuenta del momento justo en que se alza una mano empuñando una pistola, suelta un disparo, da de lleno en la cabeza del candidato.

Segundo disparo, instantes después, el cual acaba con la vida de Luis Donaldo Colosio.

La tragedia nacional no terminó por afectar al PRI en las elecciones, dando la victoria posteriormente en las elecciones a Luis Ernesto Zedillo Ponce, quien era el jefe de campaña de Colosio, superando en los comicios a Diego Fernández de Ceballos y Cuauhtémoc Cardenas.

Después de 24 años, el legado de Colosio parece mantenerse en los discursos, mítico se volvió su acto de campaña en el Monumento a la Revolución, aunque la oportunidad de no poder llevar a acciones la profundidad de sus palabras hace que varios críticos e historiadores consideren que su permanencia solo sea para vender una figura de cambio y no en pro de seguir sus ideales.

Lorenzo Meyer Cossío, historiador y académico mexicano, considera que Luis Donaldo Colosio no fue un agente de cambio para el PRI, siendo parte de un sistema en el que la gran duda serán las causas de su muerte.

“Que México tiene hambre y sed de justicia; bueno, eso no es una gran cosa. El punto es hacerlo, y él no tuvo oportunidad; no estaba en las circunstancias de hacer algo por sí mismo. Él es parte del sistema, del presidencialismo, encarnado en Salinas, y alguien lo mató”, explicó Meyer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s