Puebla y su participación en la Independencia de México

Este 15 de septiembre se conmemora un año más del inicio de la justa de Independencia de México, la cual encabezó el cura Miguel Hidalgo y Costilla con el conocido Grito de Dolores.

La lucha duró 11 años en total, concluyendo el 27 de septiembre de 1821 con la entrada del Ejército Trigarante a la Ciudad de México. Este movimiento ideológico buscaba derrocar el dominio español sobre el territorio mexicano, impulsado por ideas como la Revolución Francesa, una idea que fue manejándose desde años antes, la del México independiente.

Entre los territorios del país que estuvieron involucrados en la guerra, se encuentra Puebla, cuya participación terminó por ser fundamental en unos años por ser la conexión entre el Puerto de Veracruz y el centro del país, aunque el pensamiento en la entidad siempre trató de estar al margen del movimiento.

La intendencia de Puebla, como se le conocía, era un bastión para la corona, debido  a ser el punto donde vivían importantes familias de la realeza española, por lo que era una de las más fieles y obedientes al gobierno español.

En el comienzo del movimiento, las autoridades de Puebla decidieron crear varios frentes para proteger la ciudad, siendo hasta 1811 cuando la entidad fortaleció sus ideas a favor de la Independencia, tras el fusilamiento de los primeros jefes insurgentes.

La Sierra Norte fue clave para esto al ser un territorio de establecimiento para José María Morelos y Pavón, quien estableció su contingente en Tehuacán, desde donde dirigió varios movimientos para tomar territorios de la región para los insurgentes.

Morelos lideró desde Puebla la tomas de Oaxaca, Orizaba y el Sitio de Acapulco entre 1812 y 1813.

Con apoyo de los insurgentes Juan Nepomuceno Rosains, Miguel Negrete, Valerio Trujano y Mariano Matamoros, cuyo apellido le dio nombre a Izúcar de Matamoros, crearon en Tehuacán un pasaje de tránsito importante para la lucha.

Jose María Morelos terminó por ser capturado en noviembre de 1815 en Temalca, Puebla, arrestado por 10 soldados de las tropas realistas a cargo del oficial Matías Carranco.

San Agustín del Palmar, ahora conocida como Palmar de Bravo, también se vio involucrada en la justa, esto el 12 de agosto de 1812 cuando Nicolás Bravo tomó la ciudad, aunque esto le costó la vida a su padre.

Leonardo Bravo fue prisionero del realista Félix María Calleja, quien le exigió a su hijo Nicolás abandonar la lucha y el ejército o de caso contrario lo ejecutaría. A pesar de que Morelos intentó negociar y ofreció a 800 prisioneros españoles a cambio de la vida de Leonardo Bravo, terminó por ser asesinado.

Otra de las grandes historias o mitos son los chiles en nogada. Después de la firma de las Tres Garantías o Plan de Iguala, llegó la consumación de la guerra, por lo que Agustín Iturbide se dirigió a la Ciudad de México para darlo como un hecho.

En su recorrido, entró a la ciudad de Puebla en donde se le ofreció una comida en su honor, en tal evento, las cocineras encontraron inspiración en los colores de la bandera trigarante (verde, blanco y rojo), para realizar un platillo especial, a lo que hoy llamamos chiles en nogada, el cual aprovecha la mayoría de los frutos que se dan solo en esta temporada.

Tras la guerra de Independencia, fue en 1824 cuando el Congreso de la Unión aprobó la creación del Estado soberano e independiente de Puebla.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s