Encuentran ropa de Mara Castilla en casa de Tlaxcala; hacen prueba de ADN a chofer de Cabify

A unas horas de que se reanude la audiencia en la que se le imputarán los delitos por los que es investigado Ricardo Alexis, el socio de Cabify señalado de ser el principal sospechoso de la desaparición de Mara Fernanda, se confirmó que autoridades ministeriales hicieron un cateo en una vivienda de un fraccionamiento de Santa Ursula, Tlaxcala, donde hallaron ropa y otros objetos personales de la universitaria, además de rastros de sangre. Esto podría dar indicios de que la joven desaparecida habría sufrido violencia física e incluso sexual.

Para tener una certeza de lo ocurrido, hace unos momentos se realizó una diligencia en la que se le aplicó una prueba de ADN al chofer Ricardo Alexis, para relacionarlo con los hechos, por lo que en la audiencia que está por reiniciarse podría haber un giro inesperado que permita esclarecer lo que ocurrió con la estudiante de la Upaep.

SE CUMPLEN SIETE DÍAS DE LA DESAPARICIÓN DE MARA CASTILLO 

Casi una semana después de la desaparición de Mara Castilla, su madre, Gabriela Miranda, dijo que “no se vale para mi hija ni para ninguna mujer, no se vale que por ser mujeres abusen”.

Mara desapareció la madrugada del sábado pasado cuando regresaba a casa en un vehículo de servicio ejecutivo Cabify después de haberse divertido en un antro de Cholula. El chofer del automóvil es ahora el principal sospechoso de la desaparición.

“Ella tiene toda mi confianza, todo mi permiso para haber salido y no es justo que por haberse extralimitado en el tiempo como cualquier adolescente, cualquiera que tengamos hijos sabemos cómo son los adolescentes, eso no le da derecho a alguien más de haberla privado de su libertad”, reclamó su madre en entrevista con ABC Radio.

La familia de la joven de 19 años no descarta ninguna hipótesis en su desaparición, ni trata de blancas ni secuestro. “Realmente no hemos tenido hasta el momento ninguna noticia de Mara, ni nos están pidiendo ningún rescate ni nada pero tampoco podemos decir que no se trate de un secuestro, no sabemos, no hemos tenido noticias de nada”, explicó.

MARA TIENE MUCHAS GANAS DE VIVIR, AFIRMA SU MAMÁ

Gabriela sí descartó que su hija, estudiante de tercer semestre de la licenciatura en Ciencias Políticas en la Universidad Popular Autónoma del estado de Puebla (Upaep), pudiera haberse ido, o siquiera entablado conversación, con un desconocido, como resultaba para ella el chofer de Cabify.

“Es una chica que tiene muchas ganas de vivir, que tiene muchos propósitos en la vida. Es una chica alegre, que tiene muchos amigos, que no habla casi con la gente que no conoce pero que tiene muchas ganas de vivir”, señaló.

Los familiares y amigos de Mara están viviendo un infierno, reconoció Gabriela, desde el sábado pasado. “Todos estamos viviendo una angustia tremenda porque ya son siete días y quisiéramos tener de regreso a mi hija Mara y aún no tenemos ninguna noticia de ella”, afirmó. “Mara, donde quiera que estés, hija, por favor, aguanta. Aguanta hija, que te vamos a encontrar”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s