Una vez más, Duarte en primera plana

acuatica_deporte_salud_gif

Sin duda en México hemos aprendido a reírnos para no llorar por el día a día que tenemos que soportar. Y es que, si me preguntan lo que opino respecto a lo encontrado en la “cueva de Duarte”, no podría ocultarles mi molestia y asco ante todo el asunto. ¿Cómo es posible que Javier Duarte y su esposa Karime le hayan dado la espalda a todo un país? Sin duda, este no es solo un problema que le atañe al Estado de Veracruz.

Lo que más me sorprende de este “tesoro perdido” es la avaricia, soberbia, egoísmo que le subyace. Tan solo las libretas de Karime, marca Mont Blanc, oscilan entre $1,000 y $2,600 pesos cada una. En ellas, Karime se autodescribe como una mujer organizada en su vida personal  y la de sus hijos, además de acuñar para sí misma el título de “Primera Lady”. Las pinturas de los Duarte reflejan el despotismo  y excesos a los que esta peculiar pareja aprendió a acostumbrarse acudiendo a las arcas del Estado. Los libros contables, al más vil estilo de una película de mafia, diseñados para eludir obligaciones fiscales, hacen que sea inevitable preguntar ¿en dónde está la autoridad?.

5_de_mayo_diario_otra_vez_duarte_columna_ale_marin_mendez_01

Como universitario y futuro jurista me preocupa la situación actual del país. No salimos de un bache para entrar en otro ¡Y espérense, que ya se acerca el 2018! En las elecciones para la presidencia seguramente se utilizará a Duarte como bandera electorera, como lo hace el actual Gobernador de Veracruz, quien ha dedicado una de cada dos  conferencias para hablar de Duarte. Yo me pregunto si quiere pasar a la historia como el Gobernador que dedicó sus dos años de gobierno para hablar de Duarte, situación que probablemente no sea más que una estrategia demagógica electoral.

Una vez dicho lo anterior, me surge la siguiente pregunta: ¿México podría resolver problemas como Duarte a través de un Fiscal Anticorrupción? Para contestar esto habría que conocer las funciones del Fiscal Anticorrupción. En teoría, se encargaría de la investigacion de actos de corrupción de competenecia federal que ameriten una sanción penal, contando con 20 facultades para ello, entre las cuales una de las más importantes sería coordinar su actuación con las unidades administrativas o en su caso con los órganos de la PGR.

En mi opinión, el Fiscal Antocorrupción sería una buena solución a los problemas como éste, siempre que se siga el procedimiento que se ha marcado para su constitución: que sea el Senado y no el Ejecutivo Federal quien lo designe, dotándolo así de autonomía. El Fiscal deberá ser el brazo ejecutor del nuevo sistema penal, pero este brazo necesita de fuerza y poder para cumplir sus funciones, por lo que me surge una última pregunta ¿El Fiscal Antocorrupción realmente será designado conforme a las necesidades actuales que enfrenta el país o simplemente será un órgano más al que llegue el consentido o el protegido de la esfera alta del poder?

Habrá que estar pendientes del desenlace de esta repugnante novela. Ojalá los Senadores se pongan las pilas y aprueben la Fiscalía Anticorrupción, ya que la propuesta para su aprobación se se encuentra, como comunmente decimos, en la “congeladora”.

@YoSoyAleMarin

ale_marin_columnista

vinte_publicidad

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s